El Cabildo traslada al sur su exposición que recorre más de un siglo de fotografía y turismo de Gran CanariaEl Balneario de Azuaje en 1900, el Metropol y sus tartanas, parte de la exposición fotográfica que el Cabildo acerca a los turistas en el sur

El Cabildo traslada al sur su exposición que recorre más de un siglo de fotografía y turismo de Gran CanariaEl Balneario de Azuaje en 1900, el Metropol y sus tartanas, parte de la exposición fotográfica que el Cabildo acerca a los turistas en el sur

El Cabildo traslada al sur su exposición que recorre más de un siglo de fotografía y turismo de Gran Canaria

•       Son 70 fotografías antiguas y estarán hasta el 30 de junio en el Centro insular de Turismo de Playa del Inglés

•       El fenómeno fotográfico llegó a Gran Canaria el mismo año de su invención en París, en 1839

•       Santa Catalina, Metropole, el Balneario de Azuaje, las tartanas y el menú parisino del Hotel Santa Brígida, entre las imágenes
 

Las Palmas de Gran Canaria, 3 de junio de 2016.- El Cabildo de Gran Canaria invita a recorrer 125 años de historia del turismo a través de la óptica fotográfica con la exposición “Fotografía, identidad y turismo” que, tras permanecer un mes en la Casa de Colón, se   traslada al Centro de Iniciativas y de Turismo de Playa del Inglés, informó la consejera de Industria, Comercio y Artesanía, Minerva Alonso.

La muestra, que permanecerá en este centro hasta el 30 de junio,  está compuesta por 70 fotografías procedentes del archivo de la Fundación para la Etnografía y Desarrollo de la Artesanía Canaria (Fedac), y proporcionará a los visitantes extranjeros un recorrido por la historia del turismo en Gran Canaria. “Con este tipo de acciones el Cabildo de Gran Canaria dinamiza un espacio tan importante en la promoción de la Isla como este punto de información y además ofrece la posibilidad a los turistas de descubrir las raíces de nuestra identidad cultural como pueblo”, señaló la presidenta del Patronato de Turismo, Inés Jiménez.

Entre las fotografías destacan las imágenes de las tomateras de Telde y de la Atalaya de Santa Brígida sacadas en 1890 por Luis Ojeda, fotógrafo nacido en Las Palmas de Gran Canaria famoso por sus trabajos de paisajismo y retratos de estudio. También figuran ejemplos de la arquitectura noble de la ciudad, como los hoteles Santa Catalina y Metropole con sus tartanas a la puerta, y el balneario de Azuaje fotografiado en 1900, incluso hay una instantánea del menú parisino que ofrecía el hotel Santa Brígida y las fiestas en los jardines de la sede del club británico por esa época.

Y es que el fenómeno fotográfico llegó a Gran Canaria el mismo año de su invención en París, en 1839, un privilegio entonces para la aristocracia insular y la colonia británica que comienzan a disfrutar del consumo de imágenes, la moda entre los círculos sociales más acomodados.

La exposición ofrece asimismo instantáneas de las primeras construcciones masivas turísticas en el sur de la Isla en los años 60 del siglo pasado, de turistas en visitas a tomateras de Telde, en la charca y el faro de Maspalomas y con pescadores.

Este recorrido fotográfico permite identificar cómo Gran Canaria comenzó a capturar el interés foráneo a través de la expansión geográfica de la fotografía, de Las Palmas de Gran Canaria a Santa Brígida, residencia de un sector acomodado de la sociedad y destino vacacional de los primeros turistas, y luego a zonas agrícolas como Telde, Gáldar y Arucas, que se convirtieron en iconos fotográficos exóticos.

Incluso a finales del siglo XIX, campesinos y pescadores atrajeron a fotógrafos locales y foráneos, que cada vez alcanzaban rincones más recónditos, de modo que el retrato, hasta ahora exclusivo de la aristocracia, se extiende al pueblo llano.

Así, la exposición constata el papel decisivo de la fotografía en el desarrollo de la identidad grancanaria como elemento de cohesión en el imaginario colectivo y en la construcción de la marca turística que promociona la Isla en el exterior.


Audio vinculado a una noticia.


OTRAS IMÁGENES